Makeover!

Este post va dedicado para mi abuela Nelva y para una gran amiga Maria Luisa Macías Parra a quienes tuve mucho en mente en todo este proceso. Espero que donde quiera que estén, sean muy felices, porque fueron muy valientes y siempre van a estar en mi corazón.

Hola a todos

El día de hoy quiero contarles la historia detrás de un cambio importante en mi vida. Todo comenzó con una frase que dijo Kitty Foreman en That 70s Show un día en el verano:

“Men have their cars, women have their hair” [Los hombres tienen a sus carros, las mujeres a su cabello]

Como muchas otras cosas en la vida, había dado por sentado lo que mi cuerpo hace sin que yo esté pensando conscientemente en ello. Cuando escuché esa frase recordé a muchas mujeres en mi vida que han luchado contra el cáncer y pensé en como el cabello, parte fundamental de la estética de la mujer, se cae como efecto secundario de los tratamientos sin que se pueda hacer absolutamente nada y entonces, mi cerebro hizo clic.

A pesar de que he hecho cortes y tintes extraños a mi cabello, en general yo invierto tiempo en el cuidado de mi cabello y por mi estilo de vida, así que tengo una cabellera saludable y que ha sido envidiada por muchas personas. Nunca, antes de escuchar esa frase, había pensado en qué pasaría si yo perdiera mi cabello y me sorprendí al darme cuenta el rol tan importante que le doy a mi cabello.

Creo que hasta ese punto, no había reflexionado de cómo las mujeres tenemos una relación muy especial con nuestro cabello; éste es nuestro mejor y más importante accesorio, uno que manejamos a nuestro antojo y que damos por sentado que nos pertenece.
Cuando escuché esa frase pensé en cuantas mujeres me han dicho que quisieran tener mi cabellera…y pensé en tantas mujeres valientes y luchonas que todos los días pelean contra el cáncer.

Mientras estemos saludables, de una u otra manera podemos hacer que nuestro cabello crezca y se luzca en su máximo esplendor pero cuando una enfermedad está en nuestro cuerpo, lo único que importa es salir adelante, luchar con uñas y dientes contra ella y salir victorioso, al costo que sea. Con el cáncer no es diferente, las mujeres son valientes y no se dejan vencer, toman los tratamientos y lucha día con día para salir adelante, aunque en el proceso su imagen se vea transformada.

He visto de cerca la energía que te roba esta enfermedad y he vivido la frustración de no poder hacer gran cosa por la persona que queremos y que está sufriendo; el no tener control de lo que tu cuerpo hace te genera una gran desesperación y por eso, decidí que iba a poner mi granito de arena en esta situación.

Después de ver ese episodio de la serie, tomé la decisión de que pasando mi graduación de la universidad, iba a donar mi cabello y la fecha se cumplió. Hace casi dos años me dejé crecer el cabello sin pintármelo, lo dejé crecer parejo y lo despunté de manera frecuente para evitar que se dañara. Además tomé cuidados extra al exponerlo lo menos posible a planchas y secadoras para el cabello y comencé mi investigación sobre el lugar al que lo donaría. Pude enterarme de que se tiene que hacer la donación de una trenza de cabello de por lo menos 25 centímetros, de cabello virgen y seco en una bolsita de plástico con cierre y encontré a quién entregárselo en mi ciudad.

Antes de cortar mi cabello para donarlo, sufrí un poco con la idea de regalar algo tan personal, en lo que invertía mucho tiempo pero entendí que si para mí era doloroso cortarme el cabello, quien estuviera pasando por una quimioterapia y no tuviera el control de ver su cabello caerse, tendría un dolor mucho más grande y de ahí obtuve el empujón final para cortarme el cabello.

Mi familia me apoyó en todo este tiempo porque saben que tener el cabello así de largo significa un esfuerzo e inversión en tiempo para su cuidado y cuando se acercaba la fecha para cortármelo, organizamos una sesión de fotos donde pudiera lucirlo en su máximo esplendor. Les dejo unas cuantas de las muchas fotografías que mi papá me tomó, después de pasar 4 horas en un salón de belleza y otras de después, ya con mi maquillaje y cabello normal.

Para mí significó un gran sacrificio porque se encariña uno con las cosas y sólo espero que mi cabello llegue a las manos de alguien a quien pueda darle una alegría en medio de una batalla tan feroz; espero que sea para una niña o una mujer valiente y maravillosa.

Pueden ver cómo me corté el cabello aquí aunque grito mucho y la ficha del lugar en donde doné mi cabello para que sepan que sí cumplí con lo que dije hace tanto tiempo. Estoy muy contenta sobre todo el proceso y también con mi nuevo estilo de cabello, ahora que ya lo pude pintar después de tanto tiempo.

A quienes estén luchando contra el cáncer, les mando toda la buena vibra y fortaleza que poseo, cada lucha es diferente pero siempre hay que tener aliados.

This post is in honor of my grandmother Nelva and to my great friend Maria Luisa Macías Parra, who were in my mind thru all this process. I hope that wherever they are, they are very happy because they were very brave and will always be in my heart.

Hello everyone.

Today I wanted to talk to you about the thing that triggered a very big change in my life. Everything started with the phrase that Kitty Foreman said in one of the episodes of That 70s Show:

“Men have their cars, women have their hair”

Like a lot of things in life, I took for granted things that my body does without me thinking it consciously about it. When I heard this phrase I remembered the women in my life that have fought cancer and I thought about how the hair, a fundamental part of the women’s aesthetic, falls off as a secondary effect of the treatments without them being able to do anything and then, my brain clicked.

Even thou I’ve done crazy haircuts and dyed it in a lot of colors, I’ve always invested in taking care of my hair and because of my lifestyle, it always stays healthy.  Never before, had I given any thoughts what would happen if I lost my hair and realized how important my hair is.

Up until that point, I never thought about the very special relationship women have with their hair; this is our most important and valuable accessory, on that we manipulate as we feel like and that we take for granted. When I heard that phrase I started thinking about the many wonderful women out there that have told me how much they would love to have my hair…and about all the ladies fighting every day, bravely to defeat cancer.

When we are healthy, one way or another, we make our hair long and beautiful but when we are sick, the only thing that matters is defeating this illness and vanity goes out the door; with cancer this is exactly what happens.  Women every day fight with all they’ve got to  defeat it and do not stop at an appearance change.

I have been a witness of the energy this illness takes away and have had to stand in my place with frustration for not being able to do anything for the people I love; not having control of what your body is doing can make you desperate and this is why I thought I should do something about it.

After this tv episode, I made the decision and commitment of donating my hair after finishing my career. I wanted to donate it and set a due date and stuck to it. Almost two years ago I started growing my hair, without any cut and not coloring it at all, cutting the split tips and even avoided the hair dryer and straightener, while I investigated where to donate it. I found out that I had to deliver a hair braid of at least 12 inches, of virgin dry hair in a little plastic back with a zipper and found the place to donate it in my city.

Before cutting it, I struggled a bit about it, I had taken time and effort to have to long and beautiful but that same feeling helped me do it.  If I was struggling to cut it, someone out there going thru cancer was having it worst…and then I did it.

My family was very supportive all the time because they know what it takes to grow it long and as we saw the date was getting closer, we made a photo shoot to show it off for the last time. Below you will find some f the photos my father took after I spent 4 hours in a beauty parlor and then some with my regular makeup and hair.

For me this was a sacrifice because when time goes by, you grow fonder of what you have and I only hope that my hair goes to someone who is in need of some happiness in this battle: I can only hope that it is for a girl or a woman as strong and brave as the many I know.

You can see when I got the haircut here but be warned, I scream a lot…and the proof from the place I donated it so you can be sure I did what I promised so long ago. I’m very happy with what I did and my new haircut…now that I can dye it again.

To whoever is fighting cancer, I send you all the positive thoughts and strength in me, every fight is different but we always have allies.

 

Nuevo look

PD. Muchas gracias a Nancy y a Lorena de la estética New look, por la energía que invirtieron en mi maquillaje y peinado respectivamente, fueron maravillosas. También gracias a Momo por tomar el video de mi corte de cabello y mil gracias a Cecilia por mi nuevo look!
// Thanks to Nancy and Lorena from the beauty parlor New look, for the energy with which they worked in my make up and hair do, you were wonderful. Also, thanks to Momo for recording the actual haircut and thanks to Cecilia for my new look.

6 responses to “Makeover!

  1. Wowww, pues que te puedo decir, todo por una buena causa!!🙂. Tienes un cabello hermoso, es cierto! ya quisiera yo😄 que lo tengo todo maltratado y casi no me crece.

    Mi abuela tambien tiene cancer, aunque yo no tengo una relación con ella y vive muy lejos! Me imagino que debe haber sido dificil para ti tambien. Mi papá tambien ha tenido que luchar contra ello. La verdad es que es algo que lo vemos tan lejos a veces, pero luego te das cuenta de lo cercas que esta.

    Que bonitas fotos, me gustó mucho tu look y peinado *__* amor total.

  2. Nicté cada día me sorprendes más, eres un ser muy especial, se necesita tener un corazón grande para hacer todo lo que haces.
    Ayudar a otros es lo que a uno lo hace crecer como persona.
    Que Dios te bendiga por tus buenas acciones….
    T.Q.M., me honra tener una amiguita como tú, muy nice tú look……

  3. Felicidades, me enorgullezco de ser tu padre.

  4. Pingback: Octubre : Mes para hacer consciencia sobre el cáncer de mama | [encuentro fortuito]

  5. Pingback: [encuentro fortuito]

  6. Pingback: El cabello de las mujeres y su relación con la femineidad |

¿Qué opinas? // What do you think?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s