Marcha de las putas

Me disculpo de antemano si hay niños leyendo el título de esta entrada, porque no es la situación para introducirlos a este tipo de palabras aunque tengo la confianza que con lo que escribo, entiendan el uso de ella.
El nombre es ofensivo para algunos, alusivo y hasta de festejo o broma…cada quien lo interpreta de acuerdo a su contexto personal y lo único que podemos concluir todos, a pesar de las diferencias, es que llama mucho la atención.
Esa es la intención del nombre de esta marcha, originada en Canadá con el nombre Slutwalk donde se promueve el respeto de la mujer, donde se busca que se dejen de justificar abusos y violaciones a las mujeres por su forma de vestir o de actuar, los lugares que visita o el nivel de alcohol en su sangre.
NO SIGNIFICA NO.
De acuerdo con la RAE, puta tiene como definición

Donde prostituta además, se define como


(Del lat. prostitūtus).
  • 1. m. y f. Persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero. 
PERO…siempre hay un pero; en nuestra sociedad hemos decidido utilizarlo simplemente como un término degradante para calificar a quien viste sensualmente o a quienes creemos desde nuestra perspectiva (tan relativa a nuestra experiencia en la vida) que lo hace y nos sentimos con autoridad moral para juzgar. Estoy segura que muchas veces sin darse cuenta, han sido permisivos con alguien intrusivo porque piensan que está provocando una reacción a través de su vestimenta, su color de cabello o su forma de caminar. De esta situación nace la idea para el Slutwalk en Canadá, donde se protesta que las mujeres tenemos derecho a vestirnos como querramos, sin que esto signifique una invitación a un abuso físico o emocional de ningún tipo.
Como una bola de nieve iendo cuesta abajo, este movimiento fue creciendo y ya se han hecho manifestaciones en todo el mundo para dejar claro que tenemos derecho a utilizar la ropa que creamos adecuada a nuestro día y personalidad y este domingo 19 de junio se hará la marcha en mi cuidad: Tijuana. Si les interesa asistir les dejo el evento en facebook para que se informen sobre los detalles y les dejo la promoción del evento:
Este post, más que invitarlos a ir a la marcha en particular, es para generar un poco de reflexión a través de mi persona; para mí este movimiento es muy importante y no es que sea feminista y crea que tenemos que quemar brasieres y andar en ropa interior por la vida como una manifestación de nuestra inteligencia. Si bien, tenía planeado asistir a la marcha, desafortunadamente no voy a poder hacerlo y por eso me encuentro aquí escribiendo.
Sé que me arriesgo a muchas bromas machistas y comentarios desagradables pero al final del día este es el espacio que quiero utilizar para promover las cosas que me importan y la libertad es una de ellas. Yo no voy a estar en la marcha físicamente porque estoy agotada, tengo un compromiso con la casa hogar a la que ayudo  y además está el festejo para el día del padre, que toma prioridad sobre un problema a gran escala que no puedo resolver con asistir a la marcha; esto no significa que no me sea importante y que mi interés deje de ser genuino. Simplemente no me puedo sacar copias (aunque si pudiera lo haría) y mi papá es mucho más importante porque sólo tengo uno y seguramente habrá más marchas a lo largo de mi vida.
Desde que puedo recordar, he sido insegura; yo no puedo enfrentarme al mundo sola y me ha costado mucho trabajo llegar hasta el punto en que me encuentro ahora, donde me siento cómoda con quien soy y con mi cuerpo, mente y espíritu. Sin embargo, fue en parte por este libertinaje que otorgamos como sociedad a los hombres, que mucho  tiempo preferí esconderme, no salir o hasta descuidarme en el afán de no llamar la atención..aún cuando salía a la calle en pants y sudaderas gigantes, me topé con hombres que creen que el espacio personal es un invento de los psicólogos y que se  sentían con derecho de seguirme y acosarme.
No puedo recordar un día en que antes de elegir la ropa que voy a usar ese día, no pase por mi mente si es que voy a andar sola o si tendré que caminar largas distancias y optar por dejar faldas o shorts para utilizar mejor un pantalón que no llame tanto la atención.
Sé que están pensando que estoy mal, que yo puedo usar lo que yo quiera…pero no es cierto. Nada es blanco o negro totalmente y aquí es donde cada quien hará el juicio de acuerdo a lo que ha vivido…y yo voy a contar las cosas de acuerdo a lo que me ha tocado. Y lo que he vivido me ha marcado para bien o para mal, para siempre.
Fotografía de la manifestación en Matagalpa, Nicaragua
En la secundaria, cuando por mi cabeza nisiquiera pasaba lo que era el acoso sexual, un profesor acosó a varias compañeras. Nunca llegó a tocar a ninguna alumna, pero todos estábamos conscientes de que lo que él hacía no era correcto; era un secreto a voces que dicho profesor hacía esto con frecuencia pero no fue hasta que fuí una de esas alumnas, que nos enteramos que la escuela tenía conocimiento de la situación y no había hecho nada. Sé que me van a decir que seguramente yo era una de aquellas chicas que usaba un jumper (en mi caso era un jumper pero pudo ser una falda u otro uniforme) miniatura, que seguramente era una muchachita que utilizaba mis “encantos” para conseguir mejores calificaciones o lo que se les ocurra y la realidad es que no. Aunque nada de lo anterior le daba derecho para seguirme en los recesos o acercarse demasiado a mí hasta que yo sentía que me respiraba en la cara, yo no hice absolutamente nada para provocarlo. Siempre fui una estudiante aplicada y muchos compañeros podrían atestiguar el largo de mi uniforme, simplemente era una nerda…y no daba pelea. Solía ser mucho más callada y embotellaba mis conflictos para que nadie se viera involucrado.
Yo no había hecho absolutamente nada y de repente este profesor estaba en las tardeadas viéndome, en los recesos viéndome, en las clases, viéndome…sin tocarme un cabello y sin embargo haciéndome sentir tan incómoda.
A esto me refiero con que no sólo con las palabras agredimos, en nuestra forma de mirar a una persona, en la postura con la que nos paramos frente a alguien. Yo tenía derecho a ser quien yo quisiera y nadie debía haberse sentido con el derecho de acosarme por ello.
Sin embargo, a diario se escriben historias como ésta…donde la justificación de un violador es que utilizaba ropa ajustada, un escote pronunciado o tenía una actitud coqueta. NADA, absolutamente nada, da el derecho a otra persona a trasgredir este espacio sagrado que es nuestro cuerpo…y es algo que olvidan enseñarnos en la escuela.
Yo puedo contarles muchas otras situaciones en las que ha habido hombres que se sienten intocables y deciden agredirme, que van desde ser seguida mientras voy caminando en la calle, niños que pasan a un lado de mí y deciden que es gracioso levantarme la falda del uniforme de preparatoria siendo ellos estudiantes de primaria hasta llegar al último encuentro desagradable en que un muchacho se me acercó a casi besarme y decirme “están muy bonitas muchachas” mientras me comía una nieve en galerías. No sé de verdad, qué clase de placer pueden obtener de acosar a alguien de esta manera y está más allá de mí, el que nunca reciban un castigo.
Yo no pretendo que este post sea sobre cosas personales que los puedan hacer pensar con lástima de mí, todo esto me ha hecho más fuerte…pero yo no tendría que haber pasado por nada de esto si en nuestras casas promovieramos el respeto a los demás. Así como yo tengo derecho a usar la blusa, falda, vestido, shorts o lo que se me antoje, todas las mujeres tenemos el derecho de elegir lo que nos haga sentir bonitas, especiales, diferentes y a no ser agredidas de ninguna manera por ello. Para mí es muy importante que se genere una cultura de respeto hacia todas las mujeres, ninguna, absolutamente ninguna queda excluida por su oficio u ocupación, raza, creencia religiosa…todas tenemos derecho a ser lo que se nos pegue la gana y a ser respetadas por ello.
Quiero que mis palabras, lo que comparto con ustedes sirva para los hombres, en el sentido de que los detenga de hacer comentarios peyorativos ante una mujer por como se vista o actúe….y para que mujeres que han pasado por situaciones como la mía se den cuenta que nadie tiene el derecho a lastimarlas por lo que son. Actuar sobre estas situaciones es muy importante, si un profesor te acosa, habla con tus papás, otros profesores, amigos, familiares..quien sea y quéjate, defiéndete porque tienes todo el derecho.
Si un hombre pasa en la calle y te grita obsenidades, gritale tú también…sé que muchas veces nos quedamos calladas porque pensamos que el hombre es más fuerte o porque nos va a lastimar pero la realidad es que los que actúan de esta manera son cobardes y huirán a la primera señal de defensa, seguridad y fuerza.
xo
nicté
*todas las fotos de este post, fueron tomadas del álbum del evento de La marcha de las putas Tijuana

7 responses to “Marcha de las putas

  1. Que lástima que no pudiste ir a la marcha, pero pues realmente no porque hagamos una marcha las cosas van a cambiar =/ (lamentablemente, al menos eso pienso yo). Yo fuí aunque no estuve de acuerdo con algunas frases que decían (las pro-aborto, pero ps cada quien no? solo sabe la que pasa por ello). Yo creo que todas las mujeres hemos sufrido acoso, aunque unas a menor o mayor grado =/. Bueno, que tengas bonito día n.n

  2. Hola lindaPor lo que comentas,es precisamente que preferí quedarme con mi papá que ir a la marcha. Sé que hay muchas cosas que no van a cambiar con una sola accion pero el poder escribir sobre ello por lo menos le da a quienes no entienden las razones de esta marcha, un pequeño insight de lo que vivimos; seguramente que cada mujer tendrá muchas historias que contar y como digo, cada quien, tras el vidrio de sus experiencias tiene derecho a pensar lo que quiera.un abrazo, gracias por leer este super post!

  3. La verdad tienes mucha razón, y si son cobardes los que gritan piropos en la calle, se me hacen tan NACOS! con ganas de decir GUARDIAS!!! como las galletas emperador, y que los pongan en su lugar… en el suelo. Hace falta más que nada la cultura del respeto y tolerancia.

  4. Hola Charoolaina:Si hubiera manera de aplicar la de las galletas emperador yo ya lo habría hecho haha, es que..necesitamos aprender a ser respetuosos en todos los sentidos…

  5. Pingback: Project Pinup: Mujeres reales, belleza real, haciendo historia | [encuentro fortuito]

  6. Pingback: Punto de Inspiración: Hollaback | [encuentro fortuito]

  7. Pingback: Ser transparente | [encuentro fortuito]

¿Qué opinas? // What do you think?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s